El conocido fundador de la compañía SpaceX Elon Musk, compartió el pasado 20 de mayo por primera vez en sus redes sociales imágenes de su nave espacial Crew Dragon, misma que fue diseñada para llevar hasta 7 tripulantes a la Estación Espacial Internacional (EEI) y a diferentes destinos.

Se dice que esta nave es completamente autónoma, cuenta con cuatro ventanas para que sus pasajeros puedan contemplar las diferentes vistas en el espacio, desde la tierra, la luna y el sistema solar; sus asientos se componen de fibra de carbono y tela alcantara. De igual manera está diseñada para absorber en su totalidad las reflexiones producidas por las ondas acústicas o electromagnéticas en cualquiera de sus superficies, ya sea suelo, techo ó paredes laterales.

(La nave espacial Crew Dragon de SpaceX mostrada por Elon Musk. Foto: Twitter)

Además de esto, cuenta con un sistema de escape de emergencia para transportar a los astronautas a un lugar seguro en caso de que algo no saliera según lo planeado. Actualmente Crew Dragon se ubica en el interior de una cámara anecoica, misma que se encarga de absorber el sonido y simular el ambiente espacial para realizar pruebas. Esto antes de realizar el traslado de la nave a las instalaciones de Plum Brook Station de la NASA en Ohio, en donde se encuentra la cámara de vacío más grande del mundo.

El físico e inversor afirmó durante el festival de medios interactivos South by Southwest que la nave espacial que se desarrolla para llevar tripulantes a Marte podría estar lista para realizar sus primeros “vuelos cortos” en la primera mitad del año 2019 ya que por ahora se encuentra únicamente en proceso de pruebas.

“Estamos construyendo la primera nave interplanetaria, y creo que podremos hacer vuelos de ascenso y descenso probablemente en algún momento de la primera mitad del próximo año próximo”.

Se dice que si logran concretarse los tiempos establecidos, esto podría confirmar el objetivo previsto de llegar al planeta rojo en el año 2022 tal como lo anunció por primera vez en el año 2016. Sin embargo, muchos dicen que esto podría llegar a extenderse hasta el 2024.

Sin importar cuando se termine concretando este viaje espacial, es importante saber que antes de que eso suceda, el Crew Dragon tendrá que demostrar sus condiciones al aprobar todas las pruebas que se le realicen aún estando en el planeta Tierra.

Entre las preocupaciones del empresario, siempre ha estado la del avance de la inteligencia artificial (IA), pues para él esto puede llegar a ser aún más peligroso que las armas nucleares para la humanidad, pues afirma que de no controlarse su desarrollo, todo puede salirse de nuestras manos.

“Recuerden mis palabras: la IA es mucho más peligrosa que las armas nucleares, así que por qué no tenemos supervisión regulatoria, esto es una locura”, mencionó en declaraciones publicadas por el sitio especializado ZDNet.

Su temor a la IA es para él uno de los principales motivos para querer llegar al Planeta Rojo:

“Si hay una Tercera Guerra Mundial, querremos asegurarnos de que haya suficiente semilla de civilización humana en algún otro lugar para traer la civilización de vuelta y acortar la duración de la Edad Oscura”.

Joe Skipper / Reuters

Ya sea para escapar de una guerra, buscar señales de vida ó mudarnos de planeta, deberemos esperar al menos unos años más para conocer cuáles son las posibilidades de que esto suceda. Por lo pronto, sabemos que el procedimiento sigue encaminado a que suceda tal y como fue planeado.

 

¿Qué opinas de todo esto?

¿Estarías dispuesto a viajar a otro planeta?

 

COMPARTE