Las unidades de estado sólido (SSD Solid State Drive). Son lo último en dispositivo de almacenamiento para computadoras. En estos días ya se encuentra en muchos equipos de escritorio y portátiles de gama alta. Sin duda son el resultado de una larga serie de innovaciones en almacenamiento de datos y representan una evolución importante de la arquitectura de los discos duros. La principal diferencia es que mientras que los discos duros tradicionales son “dispositivos mecánicos”, los SSD son totalmente electrónicos – no hay componentes móviles.

El disco duro estándar (HDD) ha sido el dispositivo de almacenamiento predominante por un largo tiempo para nuestras computadoras, tanto de escritorio como portátiles. Se compone de un disco de metal con revestimiento magnético que registra tus datos. El equipo tiene un brazo de lectura que pasa sobre el disco cuando gira – haciendo que los datos puedan ser leídos, transferidos y mostrados en la computadora. Cuanto más rápido gira el disco, más rápido se realiza la transferencia – pero todo esto hace que el calor de la fricción finalmente caliente de más la computadora, haciéndola más lenta.

Los discos de estado sólido ofrecen la misma función del disco duro normal, pero a un mayor nivel de eficiencia. Los SSD son esencialmente chips de memoria flash. Esos chips no requieren ninguna energía para “girar”, son más prácticos en tamaño y tienen como ventaja su rendimiento y velocidad. Lo esencial de los discos SSD es que son grandes chips de memoria que no fragmentan los datos. Si se tiene un equipo con ese tipo de discos, parece que va a volar.

¿Pero, esto se puede traducir en beneficios para un servicio de alojamiento web cuando se utilizan discos SSD? –Por supuesto que sí, ya que se estará ofreciendo acceso más rápido a los sitios web y con la seguridad de que las computadoras no estarán sufriendo de sobre-calentamiento y lentitud en su rendimiento.

Los discos SSD son varias veces más rápidos que las unidades de disco duro tradicionales y si un servicio de hosting ofrece esta tecnología, significa que un sitio web se mostrará varias veces más rápido que uno que está alojado en un servidor instalado en un disco duro normal. Con los discos SSD simplemente no hay partes móviles que tengan que ver con tus datos. Los datos se envían (escriben) vía electrónica al espacio de almacenamiento (lectura).

Cuando se trata de alojamiento web, no hay nada mejor que contar con discos SSD, para sitios web que requieren de una buena cantidad de lectura-escritura, por ejemplo los sitios que manejan bases de datos tales como foros, blogs, sitios basados en CMS, comercio electrónico, etc. Y recuerda que la velocidad no es un fin en sí mismo. Pero el crecimiento de tu negocio y obtener una ventaja sobre la competencia es sin duda un fin en sí mismo. La competencia allá afuera es cada día mayor, así que necesitarás todas las ventajas que puedas obtener. Esto es muy importante porque Google ha admitido que la velocidad con que se carga una página es uno de los factores para un mejor posicionamiento.

Otro punto a considerar es que los discos SSD requieren mucha menos energía que los discos duros tradicionales. De hecho, por lo general consumen alrededor de una quinta parte de electricidad que los discos duros tradicionales.

En resumen:

  • Los discos SSD son mucho más rápidos que los discos tradicionales
  • Sitios alojados en servidores con SSD ofrecen una mejor experiencia de usuario
  • Los sitios alojados en servidores con discos SSD tienen más oportunidad de obtener ganancias
  • Los discos SSD son más confiables que los discos tradicionales
  • Se utiliza mucha menos energía para manejar discos SSD que para los discos duros mecánicos