¿Estás pensando en iniciar tu propio negocio? La creación de una empresa puede ser una aventura increíble e incluso podría brindarte mayor estabilidad económica que un trabajo regular. Ciertamente la idea de “Ser tu propio jefe” suena genial, pero no olvides que implica trabajo duro y mucha disciplina.

Aquí te mencionaremos algunas señales que te indicarán si estás listo para iniciar con tu propio negocio:

Sientes una gran pasión por iniciar con tu nueva empresa. Sentir una gran pasión es fundamental para dejar de una vez por todas, ese trabajo que te hace sentir tan frustrado y comenzar con tu propio negocio. Pero no la sobrevalores, ya que por sí sola no basta.

Tienes una buena idea de marca. ¿Tu marca es irreverente, divertida, profesional o clásica? La forma en que tu empresa se conectará con el mundo será a través de tu marca. Para iniciarte en el camino del éxito, debes conocerla bien y tener claro cómo se conectará con los clientes.

Ofreces un producto o servicio con un gran mercado. Una empresa se vuelve exitosa cuando las personas comienzan a pagar con gusto por lo que hace. Antes de renunciar a tu trabajo, asegúrate de que el mercado en que se desenvolverá tu negocio sea prometedor.

Cuentas con un buen equipo de trabajo. “Solos podemos hacer muy poco; juntos podemos hacer mucho”. Helen Keller. Ninguna empresa exitosa en la historia ha sido iniciada por una sola persona. La idea no es que seas tan independiente como sea posible. Un emprendimiento no funcionará de ese modo. Lo que necesitas es formar un equipo de personas leales, dedicadas y con talento. No sólo es necesario que sepan hacer el trabajo, también es importante que disfruten participando en la construcción de la empresa.

Puedes enfrentar el miedo al fracaso. Sentir miedo al fracaso te puede paralizar en los negocios. Todos lo sentimos en cierta medida, pero si no puedes hacerle frente, significa que no estás listo para iniciar un nuevo negocio.

Puedes enfrentar el miedo al éxito. Suena extraño, pero muchas personas también le temen al éxito. El éxito implica satisfacer expectativas más altas, más trabajo y más visibilidad. Si no estás listo para ser exitoso, entonces tampoco lo estás para iniciar un negocio propio.

Eres un líder. A menudo, se cree que los buenos líderes nacen. En realidad, los buenos líderes se hacen y son producto -entre otras cosas- de la experiencia, la formación y la necesidad. Cualquiera reconoce a un buen líder en cuanto lo ve. Si tienes visión, cuentas con las herramientas necesarias y un equipo de trabajo, serás un líder que sabrá cómo y cuándo dirigir. ¿Estás listo para ello?

Existe una buena organización. Para que un negocio tenga éxito, debes organizar algunas cosas de antemano. Por ejemplo, el encontrar un socio o tener un sitio web propio, son buenos indicativos de que estás listo para entrar al mundo de los negocios. Aprende de las nuevas experiencias y asegúrate de tener el control necesario para ser organizado. Una gran organización comienza con un modelo de negocio.

A continuación te mostramos una introducción a un modelo de negocio utilizado a nivel global.

El Modelo de negocio Canvas se compone de nueve bloques de construcción básicos, que muestran la lógica de cómo una empresa tiene la intención de hacer dinero. Los nueve bloques cubren las cuatro áreas principales de una empresa: clientes, oferta, infraestructura y la viabilidad financiera. El modelo de negocio sirve de base para una estrategia que se implementa a través de las estructuras de organización, procesos y sistemas.

canvas-model-grafica

  1. Segmentos de clientes – una organización sirve a uno o varios segmentos de clientes.
  2. Propuesta de valor – pretende resolver los problemas y satisfacer las necesidades del cliente con propuestas de valor.
  3. Canales – las propuestas de valor se entregan a los clientes a través de la comunicación, distribución y canales de ventas.
  4. Relación con clientes – las relaciones se establecen y mantienen con cada segmento de clientes.
  5. Fuente de ingresos – las fuentes de ingresos son el resultado de las propuestas de valor exitosas que se ofrecen a los clientes.
  6. Recursos clave – los activos necesarios para ofrecer y entregar lo ofrecido.
  7. Actividades clave – son las actividades propias de la empresa.
  8. Socios clave – algunas actividades se realizan por medio de alianzas y algunos recursos se adquieren fuera de la empresa.
  9. Estructura de costos – los elementos del modelo de negocio que dan como resultado la estructura de costos.

Acá una presentación breve y concisa sobre el Modelo Canvas: