Un blog en tu sitio web ofrece una manera relativamente fácil para obtener visibilidad de tu negocio, y para interactuar con los clientes actuales y potenciales. El blog también ayuda a mantener al día tu presencia en la web. Aunque la mayor parte de tu sitio web tenga contenido estático, tu blog puede proporcionar un flujo constante de nuevo e interesante contenido, que ayude a atraer nuevos visitantes, además hace que tu comunidad regrese y comparta lo que escribes.

Un blog es el espacio dinámico para que compartas tu contenido de calidad. Es una parte esencial para que el SEO (Search Engine Optimization) trabaje como se debe. Un buen contenido es el que se dirige a la gente, pero es bueno estar pendiente de lo que funciona para los robots de búsqueda. El posicionamiento en buscadores es muy importante para cualquier estrategia de marketing, pero puede ser una táctica difícil de dominar con las constantes actualizaciones del algoritmo de Google. Por eso hay que estar al pendiente de los cambios.

El escribir en un blog, como todo lo que se refiera a comunicación, es una habilidad para mantener al lector interesado, por ese motivo debes pensar en la estructura de tu artículo y escribir textos atractivos. Puede ayudar a tus lectores a captar la idea principal del mensaje el proporcionar títulos, subtítulos y párrafos claros y directos. Si la gente entiende y le gusta tu texto, es muy probable que lo compartan en otros sitios o redes sociales. Y eso va a aumentar tu posicionamiento en el ranking de Google.

Existen varios tipos de contenido que pueden estar particularmente bien adaptados al blog de tu negocio. Recuerda que tienes mucho más control sobre el contenido de tu blog que el que se hace a través de otros medios sociales. Puedes utilizar a tu favor las siguientes estrategias de contenido:

  • Promover nuevos productos y servicios
  • Posicionarte como un referente en lo que haces, es decir, ofrecer consejos, asesoramiento y orientación a los lectores
  • Anunciar lanzamientos, nuevos proyectos o recientemente finalizados
  • Comparte historias interesantes acerca de tu empresa (por ejemplo, la forma en que comenzaste desde cero)
  • Responde a las preguntas de los clientes
  • Es bueno dar a conocer los logros, premios o reconocimientos de la industria
  • Da a conocer tus ofertas de trabajo

A continuación te daremos algunos consejos sobre cómo escribir entradas del blog que son a la vez fáciles de leer, amigables al SEO y que te servirán para potenciar tu negocio. Tres objetivos que deben ir de la mano.

Planifica tu contenido – Tu blog tiene que estar al día para ser valiosos. Cuando el mensaje más reciente está fechado hace más de un mes, estás en problemas. Evita este problema mediante la creación de un calendario editorial. Planea la cantidad de artículos que vas a crear por semana, y decide qué temas generales abordarás. Por supuesto, el calendario no tiene por qué ser inamovible. Si algo interesante o puntual aparece, no dudes en intercambiar los temas. El calendario te ayudará para cuando no te sientas tan inspirado. Y te hará responsable para que cumplas con la cuota acordada.

Piensa bien antes de escribir – Se debe pensar muy bien el mensaje del texto. ¿Qué quieres decir a tus lectores o qué debate es el que quieres iniciar? ¿Cuál es el propósito de tu texto? Y ¿qué quieres que tus lectores hagan al llegar al final de la página? Anota las respuestas a estas preguntas antes de comenzar a escribir.

Utiliza títulos que llamen la atención del lector. El encabezado es lo que estructura la parte del contenido, por lo que debes utilizarlo con inteligencia. Son importantes para comprender de lo que se trata la historia, pero también para propósitos del SEO. Los títulos ayudan a Google a comprender los temas principales de un texto y por lo tanto puede ayudarte en tu ranking. Asegúrate de que utilizas palabras y frases clave en algunos apartados. Tampoco abuses de esta práctica, porque puedes hacer que el texto sea ilegible. Recuerda que como prioridad estás escribiendo para que tu escrito sea amigable con la gente.

Anota la estructura de tu artículo en el blog. Comienza tu entrada con la creación de una estructura clara. La cual puede tener:

  • Una especie de introducción (en la que se presenta el tema)
  • El cuerpo (donde el mensaje principal está escrito)
  • Una conclusión (que debería resumir las ideas más importantes o deducir alguna idea nueva).

Permite que otras personas lean tu texto. Antes de publicar tu mensaje, deja que otras personan lo lean primero. Pregúntale a él o a ella si se entiende la idea principal de lo que escribiste. Corrige los errores de ortografía y frases que no estén formulados correctamente.

Optimizar la extensión de tu artículo. Asegúrate de que tus artículos tienen un mínimo de 300 palabras. A Google le gustas los artículos largos, sin embargo si tu artículo es demasiado extenso, podría ahuyentar a los usuarios. Así que trata de usar alrededor de 700 palabras. Y, como una regla general: trata de poner los términos de búsqueda en aproximadamente 1 a 2 por ciento de tu texto. Así, en un artículo de 300 palabras, se deben mencionar los términos de búsqueda de 3 a 6 veces.

Enlaza a tu contenido anterior. Si ya has escrito algún contenido sobre el tema que estás publicando actualmente, no se te olvide enlazarlos. Esto hará que tu mensaje sea más fuerte, ya que muestra autoridad en la materia. Aparte de eso, tu estructura de enlaces también es importante para el ranking de Google. Y, por supuesto, el lector también puede estar interesado en esos contenidos relacionados.

Añade contenido regularmente. Si escribes información útil con regularidad y ritmo, harás que Google te visite y darás la impresión real de que tu sitio web está vivo. Si no es un blog activo, el robot de Google te visitará con menos frecuencia. Esto podría afectar negativamente a tu ranking.

Optimiza tus imágenes. Los artículos del blog no sólo deben contener texto para fines de SEO – también debes tener imágenes que ayuden a explicar tu contenido. Pero los motores de búsqueda no sólo se ven las imágenes, además buscan imágenes con su texto alternativo.

Utiliza diseño web responsivo. Ahora Google penaliza en el ranking a los sitios que no están optimizados para dispositivos móviles. Los sitios que son responsivos se ajustarán a la pantalla de cualquier dispositivo. Eso significa que si estás leyendo un blog sobre una computadora de escritorio, una tableta, un teléfono inteligente u otro dispositivo móvil, el formato y el diseño del sitio serán los mismos, para hacer una experiencia de usuario unificada. El diseño responsivo es algo muy importante, tanto para la experiencia de usuario (UX), como para el SEO.

Etiquetado en: