Las tiendas online llegaron hace ya más de una década para convertirse en la mejor forma de vender tus productos, bienes y servicios. Sin embargo, siendo el año 2021 aún hay gente que no las conoce ni sabe con certeza cómo funcionan; por esta razón hoy te diremos qué son exactamente las tiendas online y cómo pueden ayudarnos a mejorar nuestras ventas de los negocios ya establecidos.

Veamos entonces primero la definición o concepto sobre qué es una tienda online, para luego indagar en otras temáticas relacionadas y preguntas frecuentes.

¿Qué es una tienda online?

Una tienda online es básicamente un sitio web que abarca todo el ciclo de venta de un producto, una tienda online nos permite publicar en internet un catálogo de productos y servicios completo, disponible las 24 horas de día para que nuestros visitantes se transformen finalmente en clientes sin importar la ubicación geográfica, desde cualquier parte del mundo.

Al crear una tienda online, nuestro público deja de ser local y nos abrimos al mundo, sin importar fronteras, nuestra tienda en línea se transforma en una sucursal de alcance global, abriéndonos las puertas a nuevos clientes, nuevos mercados, nuevas oportunidades y todo por una inversión insignificante comparado con las posibilidades de ventas, algo totalmente impensado años atrás.

Los visitantes, podrán recorrer los todos productos y/o servicios que ofrezcamos en nuestro sitio, podrán ver fotos de los productos, descripciones junto con todas las especificaciones, datos de interés, formas de pago y toda la información adicional que publiquemos acerca de lo que vendemos.

Ofrece la oportunidad de comparar los artículos, precios y hacer todas las consultas necesarias a fin de despejar cualquier duda sobre lo que necesita saber el futuro cliente para realizar una compra satisfactoria, todo esto a través del mismo sitio web sin necesidad de desplazarse a ninguna parte, ni al momento de solicitar el producto ni al realizar el pago.

¿Cuál es la diferencia entre un sitio web y una tienda virtual?

Si bien a primera vista ambos parecen lo mismo, tienen sutiles diferencias. El caso del sitio web es más un medio unidireccional de comunicación y, su planeamiento y estructura, es más genérico, en contraste con la tienda online cuyo diseño está enfocado 100% en facilitar todo el proceso de venta, desde la organización de la información, productos, hasta la comunicación más fluida con el cliente, transformándola en el medio más efectivo para vender online.

Además, al igual que un blog, una tienda consta de dos partes, la parte pública que ven nuestros visitantes y que permite mostrar los productos y realizar la compra, y la parte interna llamada: back-end.

Esta segunda parte es la que nos permite a nosotros gestionar toda la tienda, agregar y quitar productos, gestionar el stock, gestionar las visitas, las promociones, los pedidos, los pagos, obtener informes, estadísticas y un sin fin de tareas para llevar a cabo nuestro negocio de la manera más eficiente y efectiva.

¿Hay diferencia entre una tienda online en la web y en Facebook?

En el caso de Facebook, la red social más grande del mundo, dentro de ella se nos ofrece la posibilidad de crear nuestra tienda y para ello nos brinda herramientas muy fáciles de usar, sin embargo, estaríamos auto-limitando nuestro mercado a los clientes que usen Facebook y subordinados a las reglas de esta red social.

Las ventajas de una tienda online o shopping online en la web, son la independencia y el control absoluto de nuestro negocio que, además de permitirnos de igual forma conectar con Facebook, también nos permite hacer lo mismo con Twitter, Instagram, Pinterest y cualquier otra red social, abriendo nuestros canales de comunicación a todos los públicos, no sólo a los de Facebook.

Una tienda online propia, además de permitir integrarnos para publicar nuestros productos en redes sociales, también nos permite hacerlo en sitios de venta más conocidos como Mercadolibre, eBay o Amazon, o incluso en portales regionales de ventas y avisos clasificados que tampoco podemos dejar de lado, sin olvidar también plataformas especializadas de nuestros respectivos rubros en donde marcar presencia es indispensable.

Básicamente, tener nuestra propia tienda online nos permite centralizar el trabajo y administrar desde un sólo lugar nuestro catálogo, publicarlo en todos nuestros canales de venta, redes sociales y portales, focalizar todas las consultas, transacciones y operaciones que nos llegan desde cada uno de los diferentes canales.

Ventajas de las tiendas online

 

Abierto al público las 24h

A diferencia de cualquier tienda física, una tienda online no se rige a ningún horario de apertura, lo cual facilita la compra a aquellas personas que, por incompatibilidad de horarios de comercio, no pueden ir a las tiendas. Es toda una ventaja comprar cuando quieras, sin tener que mirar el reloj.

Sin limitaciones geográficas

A través de internet, también podrás comprar donde quieras. Los clientes ya no se limitarán al área local, si no que, si hay una buena estrategia de marketing online, el producto se podrá vender en cualquier parte del mundo, y con ello, aumentarán las ventas.

Te hará aumentar los clientes

Ya no dependerás de vender productos sólo a los que entren a tu tienda física. Al no haber limitaciones geográficas, el nicho de mercado se amplía exponencialmente. Es la ventaja de tener el producto que desees a un sólo click, estés donde estés.

Gestión sencilla y rápida

Como hemos comentado anteriormente, la compra es de lo más sencillo. Diseñada especialmente para que comprar sea lo más intuitivo posible, en cuanto a usabilidad se refiere. Además nos permite ver una amplia variedad de productos del mismo tipo, lo que nos ayudará a elegir el más apropiado.

Reduce gastos

El crear un negocio físico supone unos gastos de local, personal, montaje, etc. En el caso de tener una tienda online, todo esto puede no existir. Vaya, “puede no existir”, porque se podría tener una tienda online sin necesidad de tener una tienda física. Esto es realmente ventajoso para los que comienzan una idea de negocio. Con ello, el importe de los productos se reduce, lo que supone una ventaja para el cliente y para los competidores.

Permite estudiar a tus clientes

Con los datos que obtienes a través de tu tienda online y las herramientas de analítica, se pueden estudiar el comportamiento de los clientes, sus gustos y preferencias. Y te preguntarás, ¿para qué quiero esto? Muy fácil, estos resultados los utilizaremos para orientar nuestras campañas digitales y ofertas, con el objetivo de tener una mayor efectividad y aumentar las ventas.

Aumenta la visibilidad de tu negocio

Si tienes una tienda física, tener una tienda online te dará una mayor visibilidad. Cada día hay más personas utilizando distintos dispositivos (móviles, tablets, ordenadores, etc.) para comprar online. Es muy importante que tu tienda online sea accesible desde cualquier dispositivo conectado a internet, en pocas palabras, tu sitio debe ser responsive.

Comunidad

Es muy importante tener una comunidad activa que participe en tu propia tienda online, bien sea mediante las redes sociales o por opiniones escritas en tu sitio. Estas opiniones darán más confianza a tus futuros clientes ya que podrán ver la experiencia de otros al adquirir tus productos.

Como conclusión sobre tu tienda online

Como puedes ver, tener una tienda online tiene una gran cantidad de ventajas (y éstas son sólo algunas). Esta puede ser una gran oportunidad para ti y tu negocio.

Si tienes una tienda física y quieres además tienda online. Eres emprendedor y quieres comenzar una idea de negocio. Estabas en duda y al final te has convencido de crear una. 


¡EMPRENDE CON NEUBOX!

Desde 2004 hemos ayudado a más de 200,000 clientes a alojar sus ideas en internet con un Hosting y/o Dominio de NEUBOX.

Visita nuestro sitio y anímate a emprender tu negocio en línea con ayuda de NEUBOX.

Síguenos en redes sociales para que te enteres de todas nuestras promociones:

Facebook @neubox
Instagram @neubox
Twitter @neubox
Linkedin @neubox
Youtube @neubox
TikTok @neubox