Un modelo de negocio es una representación simplificada de tu empresa, que te ayudará a comprender cómo está organizada y monitorear su crecimiento; asumir responsabilidades y tomar las decisiones que definirán su destino. Por estos motivos es importante desarrollar uno si eres emprendedor o empresario.

Con un plan de negocios podrás revisar todo a la vez: tu propuesta de valor, estrategia de marketing, así como tu plan financiero y de operaciones. Además te servirá como una herramienta de ventas -para captar a futuros inversores- y de reclutamiento -a la hora de contratar personal calificado y empleados clave.

Aquí te damos más razones para desarrollar el tuyo:

Te ayudará a probar que hay seriedad con respecto a tu empresa. Para demostrárselo a todas las partes interesadas (empleados, inversores, socios e incluso tú mismo) necesitas un plan de negocios formal. Así lograrás que se comprometan en la construcción de la empresa.

Establece los puntos principales del negocio. Un plan de negocios debe establecer claramente los objetivos a largo plazo más importantes para alcanzar el éxito.

Para entender mejor a tu competencia. La creación del plan de negocios te obliga a analizar a la competencia. Todas las empresas tienen competencia directa o indirecta y es fundamental conocerlas para entender las ventajas competitivas de la tuya.

Para entender mejor a tus clientes. ¿Por qué compran cuando compran? Y ¿Por qué no compran? Un análisis profundo de tus clientes es esencial para un plan de negocios eficaz y el éxito de tu negocio.

Enunciar supuestos no declarados anteriormente. El proceso de escribir un plan de negocios ayuda a revelar supuestos “ocultos”. La necesidad de tomarlos en cuenta, mientras pones por escrito tu plan de negocios, hará que puedas conocerlos, probarlos y analizar su validez.

Evaluar la viabilidad de tu empresa. ¿Qué tan viable es lo que haces? Una parte esencial de un plan de negocios es la investigación de tu mercado objetivo y el panorama competitivo. Esto te ayudará a saber si tu empresa es viable

Para documentar el modelo de ingresos. ¿Cómo será exactamente tu negocio al hacer dinero? Esta es una cuestión crítica que junto a tus inversores, deberás responder por escrito. Documentar el modelo de ingresos ayuda a enfrentar retos y supuestos asociados con el modelo.

Determinar las necesidades financieras. ¿Tu empresa necesita obtener capital? ¿Cuánto necesitas? El proceso de creación del plan de negocios te ayuda a determinar exactamente la cantidad de capital que necesitas y para qué vas a utilizarlo. Este proceso es esencial para escalar un negocio, gracias a la obtención de capital y para saber en qué se ocupará.

Atraer a los inversores. Un plan de negocios formal es la base de las propuestas en financiación. El plan de negocio responde a preguntas de los inversores, tales como: ¿Hay una necesidad de este producto o servicio? ¿Cuáles son las proyecciones financieras? ¿Cuál es la estrategia de salida de la empresa?

Para reducir el riesgo de llevar a cabo una oportunidad equivocada. El proceso de creación del plan de negocios ayuda a minimizar los costos de oportunidad. Así podrás evaluar el atractivo de una oportunidad en particular, frente a otras oportunidades.

Te obliga a investigar y conocer tu mercado. ¿Cuáles son las tendencias más importantes en tu sector? ¿Cuáles son las mayores amenazas para tu industria? ¿Está el mercado creciendo o disminuyendo? ¿Cuál es el tamaño del mercado objetivo para tu producto o servicio? La creación de un plan de negocios te ayudará a obtener una comprensión más amplia, más profunda y más completa de tu mercado.

Para atraer a empleados y tu equipo de gestión. El atraer y retener talento de primera calidad, es imprescindible para el crecimiento de tu negocio. El plan de negocios inspira a los empleados al saber que la idea es buena y que el negocio está a punto de alcanzar sus objetivos estratégicos.

Atrae a los socios. Los socios potenciales querrán ver un plan de negocios para decidir si vale la pena asociarse con tu empresa. El establecimiento de asociaciones a menudo requiere tiempo y capital, pero será más probable que alguien quiera asociarse contigo, si puede leer una explicación detallada de tu empresa.

Para posicionar tu marca. Un plan de negocios ayuda a definir el papel de tu empresa en el mercado. Esta definición te permite describir de manera concisa lo que hace el negocio, además de ser útil para posicionar la marca frente a los clientes, inversores y socios.

Monitorear el éxito de tu negocio. Un plan de negocios formal te permite comparar los resultados operativos y efectivos en relación con el plan inicial. Así verás claramente si vas bien con tu estrategia, financiación y objetivos operacionales.

Para renovar la posición de tu empresa y hacer frente a las condiciones cambiantes. Por ejemplo, durante las difíciles condiciones económicas, si tus ventas actuales y modelos operativos no están funcionando, puedes reescribir tu plan de negocios para redefinir, probar y validar nuevas ideas y estrategias.

Para documentar tu plan de marketing. ¿Cómo llegarás a tus clientes? ¿Cómo vas a retenerlos? ¿Cuál es tu presupuesto de publicidad? ¿Cuánto vas a cobrar? Un plan de marketing bien documentado es esencial para el crecimiento de un negocio.

Para descubrir nuevas oportunidades. A través del proceso de intercambio de ideas, es probable que veas a tu negocio con una luz diferente. Como resultado, a menudo llegarán a nuevas ideas para la comercialización de tu producto o servicio y el funcionamiento de tu empresa.

Etiquetado en:

,