Hoy en día, el hosting web forma el núcleo de todo tipo de oportunidades de negocios en línea. La razón es simple: cada sitio web necesita un servidor y el espacio de alojamiento que contenga los archivos necesarios para su funcionamiento. Así que convertirse en un revendedor de alojamiento web, puede ser una forma rentable de obtener ingresos extras, sin invertir una gran fortuna.

Al iniciar un negocio de Reseller Hosting, podrás configurar y administrar correos electrónicos y dominios para otras empresas, además de operar el back-end de sus sitios web. Hay diferentes opciones para hacer esto, todo depende de los paquetes disponibles.

Ser revendedor de hosting es muy similar a cualquier otro negocio y por tanto, requiere de trabajo constante, esfuerzo y un capital inicial.

Para empezar, necesitarás lo siguiente:

  • Una computadora potente y confiable para administrar tu negocio.
  • Una laptop que te permita trabajar desde múltiples ubicaciones.
  • Internet de alta velocidad. Trata de obtener lo mejor que puedas pagar.
  • Una línea telefónica dedicada al negocio.
  • Una licencia fiscal e incorporación al SAT para expedir facturas.
  • Una cuenta bancaria con el nombre de tu empresa.
  • Software que te permita recibir pagos con tarjetas (PayPal por ejemplo).
  • También es recomendable contar con un área de trabajo privada y cómoda en tu hogar u oficina.

En la operación del día a día, debes aprender y entender cómo funciona el software para gestionar las cuentas, la recepción de tickets, la contabilidad y el panel de control. Crea un sitio de prueba propio para conocer cómo será la experiencia de tus clientes.

Establece precios competitivos. Para algunos, esto puede ser complicado, pero recuerda que estás compitiendo con empresas que ofrecen precios ridículamente bajos o demasiado altos. Tu mejor opción es investigar los precios en tu localidad y en base a ello, establecer tus propias tarifas. Divide el costo del servidor, los costos operacionales y otros factores. Los propietarios de sitios web que necesiten certificados seguros para el comercio electrónico, deberán pagar una tarifa más alta, al igual que aquellos que necesiten mayor espacio de alojamiento y ancho de banda.

Conforme vayas avanzando con tu negocio, es buena idea construir un sitio web de comercio electrónico con un helpdesk. El agregar una opción de comercio electrónico al sitio web de tu empresa, te permitirá recibir pagos con tarjeta de crédito en línea, así te ahorrarás la molestia de cobrar con cheques o depósitos bancarios. Anima a los usuarios a configurar la facturación electrónica, para que tengas que preocuparte menos del seguimiento de cada pago. También incluye una opción de ayuda, en la que los clientes puedan contactarte si surge algún problema.

Crea documentos empresariales. Las plantillas encontradas en línea pueden ser útiles para crear propuestas, acuerdos y términos de servicio. Asegúrate de elaborar con cuidado estos documentos importantes y busca asesoría legal. Cuando tus clientes hayan contratado tus servicios, envíales un correo electrónico informativo que contenga sus códigos de acceso, URL e información de correo electrónico. Debes resaltar en negritas la primera línea que dice: “IMPORTANTE. Este correo electrónico contiene información valiosa que necesitarás ahora y en el futuro. Debes guardarlo de inmediato”.

Si estás listo para crear tu negocio como Reseller de Hosting, Neubox te ofrece 3 paquetes a escoger:

Neubox-reseller-hosting

Planes Reseller Hosting, Revendedor de Hospedaje Web – NEUBOX