Muchos podrían asegurar que el mundo de la informática está dominado por hombres, que son pocas las mujeres que deciden estudiar esta disciplina y la brecha en cuanto a número puede verse reflejada en el entorno laboral.

Sin embargo, esto no siempre fue así y fueron muchas las mujeres que tuvieron papeles muy importantes en el desarrollo de las primeras computadoras y la informática, marcando un antes y un después en la historia de la programación. Hoy, que Celebramos el Día Internacional de la Mujer, te presentamos el perfil de algunas de estas heroínas internacionales que influyeron en las bases de la informática que conocemos hoy.

Ada Lovelace

Fue la primera programadora de la historia. Amante de las matemáticas y de las ciencias, descubrió un lenguaje de programación cuyos aportes marcaron precedentes dentro de la informática. Estados Unidos creó un lenguaje que bautizó como Ada en su honor. Se la conoce como la “madre de la computación”. Se dice que Lovelace detectó el primer “bug” de la informática en su máquina.

 

Hedy Lemarr

Es una estrella del cine clásico de Hollywood. Además de esto, desde pequeña Hedy destacó por su inteligencia y fue considerada por sus profesores como superdotada. Fue Lemarr la responsable de crear el espectro ensanchado por salto de frecuencia, que sirvió como base, para desarrollar tecnologías como el Bluetooth, el GPS y las conexiones WiFi.

Jude Milhon

Jude Milhon, más conocida en la red por su pseudónimo St. Jude, era una famosa hacker y defensora de los derechos personales en internet. Fue la autora del término ciberpunk, y miembro fundador del grupo con el mismo nombre. Programadora, escritora, rebelde, defensora de los ciberderechos.

Evelyn Berezin

Ceó el que se considera el primer ordenador de oficina. En 1968, se le ocurrió crear un programa para gestionar y crear textos que pudiese ayudar a las secretarias en el desempeño de su trabajo. Además de esto, es la creadora del primer sistema de reserva de vuelos, realizado para una aerolínea norteamericana.

Lynn Conway

Pionera en el campo de la arquitectura de computadores y la microelectrónica. Gran parte de la evolución en el diseño de chips de sicilio se basa en su trabajo y muchos diseñadores han estudiado con el libro Introducción a sistemas VLSI del que es coautora. En 1965 participó en el primer ordenador superescalar.

Frances E. Allen

Sentó las bases teóricas y prácticas de las técnicas de optimización automática en compiladroes, la parte de un ordenador que traduce las instrucciones de un programa a un código entendible por la máquina. Definió unas técnicas que se siguen utilizando a día de hoy y que han ayudado a aumentar la eficiencia de las máquinas.

Recibió el premio Turing, que es conocido como el “Nobel de informática”, antes que cualquier otra dama. Esta distinción le fue entregada por sus contribuciones para mejorar el rendimiento de los programas y acelerar el uso de sistemas de computación de alto rendimiento. Es investigadora de IBM y pionera en la automatización de tareas paralelas.

Grace Murray Hopper

Está considerada como la precursora del lenguaje COBOL, un lenguaje de programación universal e inédito pensado para facilitar el desarrollo de programas para personas sin conocimientos específicos de informática. Científica matemática y militar con grado de almirante en el ejército estadounidense, fue muy influyente en las Fuerzas Armadas y en muchas empresas, dominadas abrumadoramente por hombres.

En honor a ella, existen los premios “Grace Murray Hopper Award”, que se otorgan cada año a las personas más relevantes del mundo de la computación. Fue una de las primeras programadoras del Mark I, una famosa computadora electromecánica utilizada durante la Segunda Guerra Mundial.

Joan Clarke

Fue una de las mujeres involucradas en descifrar el código Enigma, (sí, el mismo de la película que probablemente viste en el cine hace unos años) pero ella a diferencia de las demás fue la única que estuvo en el centro neurológico del proyecto. Es decir, que trabajó mano a mano con Turing y el resto de los científicos científicos que ayudaron a descifrar este código y salvar miles de vidas. A pesar de la fuerte desigualdad de género existente en esa época, los compañeros de Clarke siempre la consideraron una más.

Radia Perlman

Es considerada “La madre del Internet” pero a ella no le agrada nada ese título, pues aparte de que hace referencia a su género, hace creer que es todo su mérito, lo cual no es así.. Mientras trabajaba para la Digital Equipment Corporation, inventó el protocolo Spanning Tree (STP) que transformó el funcionamiento del Ethernet. Y derivó en que hasta el día de hoy, todo podamos disfrutar de una conexión a Internet. ¡Gracias infinitas a Perlman!

Margaret Hamilton

Fue su código el que llevó al hombre a la Luna. Hamilton llegó a estar a cargo de la dirección y supervisión del software de las misiones Apolo de la NASA. Las imágenes que conocemos del primer hombre en la Luna no habrían sucedido de no ser por Hamilton y su equipo. A pesar de ser algo raro en la época, Hamilton era una veinteañera que trabajaba siendo madre y solía llevar a su hija a pasar el tiempo en el laboratorio del MIT.

Hombres y mujeres tenemos la misma capacidad de crear y colaborar en descubrimientos históricos, nunca dejemos de lado la grandeza de un ser humano por su género, raza, creencias u orientación.

Celebremos hoy en su día a todas las maravillosas mujeres que  tenemos a nuestro alrededor.

¿Conoces a otra mujer relevante en el mundo de la informática?

¡Comparte sus nombres en los comentarios!

COMPARTE