Diseñar el sitio web de una empresa es muy gratificante, pero también puede ser todo un reto. Es un proceso que implica dedicación y creatividad, además de trabajo en equipo con muchas personas, incluyendo a los dueños de la empresa. Sin embargo, al existir millones de sitios web, el mayor reto consiste en conseguir un diseño que logre destacarse de los demás y que al mismo tiempo resuelva las necesidades de tus clientes. Muchos diseñadores cometen el error de darle prioridad al factor estético, cuando lo primordial en un sitio web debe ser la practicidad y facilidad de uso.

Aunque no es posible hablar de una guía definitiva para crear sitios web perfectos, si hay algunas cosas que debes tomar en cuenta para evitar caer en errores al trabajar en tus diseños. A continuación te mostramos algunos de los más comunes.

No entender lo que el cliente necesita

Si no tienes claro en qué consiste el proyecto, desperdiciarás mucho tiempo trabajando en ideas de diseño irrelevantes para las necesidades de tu cliente. Para evitar esto, debes leer cuidadosamente y entender bien el brief que tu cliente te proporcionó. Toma notas y cuando resuelvas la lluvia de ideas, preséntale una propuesta, para asegurarte de que tu diseño se encamina en la dirección correcta.

Copiar los diseños de otras personas

La originalidad es clave para un buen diseñador y el plagio no pasará desapercibido, sobre todo ahora que existen las redes sociales. La recopilación de influencias e inspiración está bien, pero copiar no. Al final todo se puede descubrir y no querrás ser el blanco de un señalamiento público en todo Internet.

Diseñar un sitio muy estilizado y con lujos innecesarios

Al ponerle más atención a los adornos y cosas innecesarias del sitio, estarás arruinando la estructura básica y directa del mismo. Eso ahuyentará a tus visitantes.

Buscar la atención en lugar de provocarla

Si un sitio web no puede ser localizado por los motores de búsqueda, poco importará lo bonito que se vea. Al implementar un sitio web, no sólo debes lograr que los usuarios puedan encontrarlo, sino también convertirlos en visitantes recurrentes. Para ello, intenta publicar contenido de forma regular, que sea del agrado e interés de los clientes potenciales.

Uso excesivo de elementos solo para llamar la atención

No hay nada más molesto que ver texto o gráficos moviéndose sin sentido o imágenes estrambóticas que sólo están ahí para llamar la atención. Esto eclipsa el verdadero propósito del sitio y molesta a los usuarios.

Una navegación confusa

La navegación en un sitio web debe ser transparente. Los usuarios deben ser capaces de encontrar su camino en la página con facilidad. Si bien no existe un estándar para la navegación dentro de un sitio -sobre todo ahora que nuevas tecnologías en desarrollo web siguen emergiendo- es imperativo logar que sea intuitiva y consistente. Organiza y estructura la navegación acorde al tema de la página web. En el caso de los sitios web personales, puedes permitirte ser más creativo, pero procura que la navegación sea siempre accesible. Pero si estás trabajando en el diseño de un sitio web corporativo, lo mejor será darle prioridad a la eficiencia y claridad.

Diseño de interfaz inconsistente

La creatividad excesiva puede ser sólo eso: ¡algo excesivo! Algunos diseñadores desean llevar a otro nivel el diseño de sus sitios web, creando interfaces diferentes para cada página. Esto puede confundir a los usuarios e incluso causarles molestias. No importa qué tan excepcional y atractivo se pueda ver un sitio web, si el aspecto general no es consistente, los usuarios no podrán identificarse con él y se sentirán con menos control. Utiliza un diseño consistente para todas las páginas con enlaces a las principales secciones del sitio. Crea diseños estéticamente agradables y simples para que los usuarios nunca se confundan al estar navegando.

Utilizar un esquema de color erróneo

El acertado uso del color en un sitio web es primordial ya que refleja el estado de ánimo de la marca. Usa los colores corporativos de tu cliente y trata de combinarlos de tal forma que consigas un buen contraste que permita leer los contenidos con facilidad.

Utilizar fuentes tipográficas que no van con el sitio

Con la proliferación del uso de Google Fonts u otros servicios, ahora tenemos una gran variedad de tipografías a escoger, pero si estás haciendo un trabajo profesional, no caigas en la trampa de usar las que “te gustan” en lugar de las que funcionan mejor con el sitio. Tampoco utilices demasiadas tipografías, como regla general, trata de usar sólo dos tipos fuentes, reforzando la variedad con los diferentes pesos de cada una para diferenciar y destacar áreas.

Texto con faltas de ortografía

Los errores ortográficos en la información o el contenido de un sitio web, pueden afectar de manera seria la imagen y credibilidad de tus clientes. Así que revisa cuidadosamente cada texto antes de publicarlo.

Pedir que se registren en cada paso

Evítales a tus usuarios el dolor de cabeza de tener que registrarse, para poder seguir navegando. Es sumamente molesto. Los usuarios huirán de inmediato. Si deseas que los visitantes se registren, dales un buen motivo para hacerlo, como enviarles contenido especial vía correo electrónico, pero aun así, lo debes de implementar con cuidado.

No pensar en los dispositivos móviles

Diseñar un sitio web que no esté optimizado para dispositivos móviles, es un error que puede provocar que los usuarios no te visiten más. Lo ideal es diseñar un sitio web responsivo que se adapte a la pantalla de cualquier dispositivo.

Como complemento aquí te mostramos una infografía con 25 errores a evitar en la creación de un sitio web.
Dar click en la imagen para ver la infografía completa:

errores-sitio-web