Un excelente producto, precios competitivos y un servicio excepcional son una opción para el éxito de cualquier empresa. Sin embargo, en la actualidad, con tantos negocios similares que luchan por la atención de los consumidores, estos atributos no son suficientes.

Una empresa necesita crear una identidad que resuene con las personas y les evoque ciertos sentimientos. Piensa en ello como tu banda de música favorita. Escuchaste algunas de sus canciones y te conmovieron de alguna manera, te incitaron a escuchar más para que compres un álbum. Eventualmente, no tuviste suficiente y buscaste la biografía, compraste más álbums, fuiste a un concierto, los seguiste en redes sociales, realmente te volviste un fan de la banda. ¡Lo mismo debería suceder con los fans de tu marca!

En el mundo de los negocios y el marketing, este proceso se conoce como construcción o gestión de marca. Todas las empresas grandes y pequeñas, desde Coca-Cola hasta tu amable dentista del vecindario, necesitan cuidar la marca. Por ejemplo, en lugar de solo vender una bebida, Coca Cola se enfoca en campañas como “La felicidad en una botella” y “Comparta una Coca-Cola”, vendiendo la experiencia de la celebración. Del mismo modo, tu dentista local es popular no solo por ser un gran dentista sino por ser amable, amigable y asequible.

Si te preguntas qué tipo de marca debes construir para ganar clientes leales, estos seis consejos te ayudarán a comenzar.   


1- COMPRENDE EL MERCADO

Antes de construir tu marca, debes tener una comprensión clara del entorno en el que vas a vivir, respirar y crecer. Este entorno incluye tres elementos clave: industria, clientes y competidores.

Estudiar la industria particular a la que pertenece tu marca implica comprender la salud general del sector. Por ejemplo, si estás creando una marca de hotel, este probablemente no sea el mejor momento para hacerlo, ya que la pandemia ha restringido en gran medida los viajes nacionales e internacionales.

Estudiar a los clientes te da una idea de la demanda potencial de tu marca o la percepción que necesitas crear.

Finalmente, debes saber quiénes son tus competidores para posicionar tu marca de una manera que se destaque.

Para que tu investigación de mercado sea lo más exitosa posible:

  • Resume claramente los objetivos de tu investigación.
  • Identifica los métodos de investigación que emplearás y decide cómo analizarás tus hallazgos.
  • Participa en seminarios y talleres relacionados con tu industria y suscríbete a noticias y otras publicaciones relevantes para mantenerte al día con las tendencias.
  • Busca competidores en línea y estudia la forma en que interactúan con sus clientes.
  • Realiza encuestas e inicia interacciones con grupos de enfoque de clientes para averiguar qué les gusta o no les gusta de las marcas en tu industria.
  • Escucha las conversaciones que ocurren en los canales de redes sociales y otras plataformas digitales.
  • Conviértete en el cliente y compra a tus competidores para obtener la experiencia de primera mano. 

 

2- DEFINE TU PROPÓSITO

Tómate un momento para pensar en tus marcas favoritas y por qué las quieres. ¿Es por la alta calidad y la asequibilidad de sus productos? ¿Es por su impecable servicio al cliente? Quizás estén dedicados a una causa cercana a tu corazón, por ejemplo, productos ecológicos. Tal vez te gusten sus páginas de redes sociales (bellas imágenes, subtítulos humorísticos, gran compromiso, etc.).

Como marca, puedes sentirte tentado a ser todo lo anterior, pero no solo es muy difícil, sino que también es contraproducente. Intentar ser todo diluirá tu posición, hará que tus mensajes sean confusos para la audiencia e incluso puede hacer que te pierdas entre la multitud.

Entonces, antes de comenzar a construir tu marca, pregúntate: 

  • ¿Qué quiero ofrecer y a quién?
  • ¿Cuál es el valor más atractivo que deseo proponer a mis clientes?
  • ¿Qué me diferencia de los demás?
  • ¿Qué emociones quiero que evoque mi marca?

Encontrar un área de enfoque para tu marca hará que tu ejercicio de gestión de marca sea más serio y efectivo. También traerá consistencia que ayudará con el reconocimiento de la marca. 

 

3- OBTÉN EL NOMBRE DE DOMINIO PERFECTO

Tu nombre de Dominio será la identidad en línea de tu marca. Por lo tanto, es importante que establezcas el tono adecuado para tu marca. Una de las formas en que puedes destacarte y crear tu propio espacio único en la web es buscar nuevas extensiones de Dominio como .STORE, .TECH, .SITE, .ONLINE y .UNO.

Estas son extensiones de Dominio con significado y ricas en palabras clave, que le dan a tu nombre de Dominio una presencia en línea más relevante y creíble. Por ejemplo, una tienda de comercio electrónico puede marcarse con un nombre de Dominio .STORE (www.AnaDulces.store) o un blogger tecnológico puede establecer su experiencia con un nombre de Dominio .TECH (www.JuanTalk.tech).

Pequeños detalles como tu nombre de Dominio te permiten refinar tu marca a nivel granular y darte una presencia más significativa. 

 

4- IDENTIFICA A TU AUDIENCIA

Al igual que no puedes ser todo, también es imposible (incluso perjudicial) intentar vender a todos. Diferentes personas tienen diferentes opiniones, necesidades y percepciones. Debes identificar qué rasgos y demandas particulares deseas atender y enfocar tu ejercicio de construcción de marca en la orientación a esos grupos específicos.

En el mundo del marketing, las características que definen a tu público objetivo se conocen colectivamente como la personalidad del comprador. Tu persona compradora toma todas estas características y las combina en los rasgos de un individuo que representa a otros en el grupo de la manera más precisa posible.

Los criterios que usas para crear una imagen de comprador dependerán de tu industria y tu propuesta, pero aquí hay algunos consejos generales que puedes incluir: 

  • Grupo de edad
  • Ubicación
  • Ingreso promedio
  • Ocupación
  • Estructura familiar
  • Metas y aspiraciones
  • Visiones y valores
  • Pasatiempos e intereses
  • Comportamiento de compra (por ejemplo, ¿están comprando productos en línea o prefieren ir a una tienda física?)
  • Comportamiento de consumo de contenido (¿qué tipo de contenido buscan y dónde?)

Cuanto más profundices al crear tu personalidad de comprador, más relacionables serán tus esfuerzos de gestión de marca.

Por ejemplo, supongamos que te estás preparando para lanzar un teléfono móvil asequible con una excelente cámara para jóvenes profesionales. En lugar de “jóvenes profesionales en el grupo de edad de 20-35 años que disfrutan haciendo clic en las imágenes”, tu persona compradora debería leer algo como esto:

Beth Evans, de 23 años, acaba de terminar su educación, se mudó recientemente a una ciudad más grande y comenzó a trabajar, tiene un ingreso ligeramente superior al promedio de $8000 al mes, le encanta viajar y salir con amigos a bares y cafeterías, es bastante activa en Instagram, utiliza principalmente su móvil para publicar y mirar las redes sociales, no necesita un teléfono de alta gama. 

 

5- CREA LA PERSONALIDAD DE TU MARCA

Después de toda tu extensa y minuciosa investigación, ahora viene la parte más satisfactoria de la construcción de marca: definir tu apariencia. La personalidad de tu marca combina tanto propiedades físicas (como logotipo, colores y fuentes) como emocionales e intelectuales (como tu tono).

Comienza por hacer una lista de adjetivos que deseas asociar con tu marca. Aquí hay algunos ejemplos: simple, divertido, ingenioso, audaz, artístico, escandaloso, responsable, generoso, peculiar, extraño, autoritario, experto, elegante, incluso agresivo.

Según lo que decidas, comienza a alinear todas las propiedades de tu marca y la comunicación para evocar estos sentimientos en tu audiencia. Por ejemplo, si quieres ser elegante y premium, tu logotipo debe tener un diseño limpio y minimalista. Tu tono debe ser serio, pero probablemente no extraño o agresivo. Los colores que utilizas en tu logotipo, fuentes y diseño del sitio web deben ser suaves y lujosos.  

 

6- ESTABLECE UNA CONSISTENCIA

La consistencia es clave para construir una marca exitosa. Al mantener un tono particular, verse y sentirse en todos sus esfuerzos de gestión de marca, facilita que las personas te identifiquen y se relacionen contigo y, en el proceso, se conviertan en sus clientes leales. Por el contrario, sin coherencia, parecerá confuso y ambiguo, lo que seguramente alejará a los clientes.

Hay varios pasos que puedes seguir para asegurarte de que todas tus propiedades y comunicaciones resuenen con tu propuesta de valor y personalidad: 

Invierte en un equipo de marketing que se alinee con la ideología de tu marca y que pueda permanecer contigo durante mucho tiempo.

Crea un documento de directrices de marca u hoja de estilo de marca que incluya detalles específicos sobre imágenes, tono y personalidad. Haz circularlo entre tu equipo para que lo sigan estrictamente al crear o renovar cualquier propiedad, trabajar en campañas de marketing y comunicarse con los clientes.

LA ESTRATEGIA ES EL CORAZÓN DE TU NEGOCIO

La gestión de marca es el corazón y el alma de los negocios. Es lo que te empujó a comenzar uno en primer lugar (aparte de la posibilidad de ganar mucho dinero y vivir la vida en tus propios términos). Una marca exitosa es aquella que inspira el mismo amor, confianza e incluso camaradería entre las personas hacia tu negocio que tú tienes por ella. 

 

Artículo elaborado por Alisha Shibli – RADIX

 

¡EMPRENDE CON NEUBOX!

Desde 2004 hemos ayudado a más de 200,000 clientes a alojar sus ideas en internet con un Hosting y/o Dominio de NEUBOX.

Visita nuestro sitio y anímate a emprender tu negocio en línea con ayuda de NEUBOX.

 

Síguenos en redes sociales para que te enteres de todas nuestras promociones:

Facebook @neubox
Instagram @neubox
Twitter @neubox
Linkedin @neubox
Youtube @neubox
TikTok @neubox