Imagina despertar un día y descubrir que cibercriminales han secuestrado la identidad en línea de tu empresa. Además, ahora son ellos quienes tienen el control sobre lo que se comunica a través de tu sitio web o tus redes sociales. Al ser una empresa, conoces la importancia de proteger la reputación en línea de tu marca. Por ende, habrá que prestar atención y evitar el secuestro de tu identidad, ya que esto pondría a tu marca en la vía rápida a la crisis en redes sociales.

De hecho, hay una palabra para ello: brandjacking; y ha existido desde 2007. En pocas palabras, el brandjacking significa el acto de asumir la identidad en línea de una marca o una persona con la intención de dañar su reputación. El término es una amalgama de dos palabras: marca (brand) y secuestro (highjacking). Fue acuñado por MarkMonitor, una compañía de protección de marca con sede en Estados Unidos.

El Brandjacking se ha convertido en un tema candente de conversación durante los últimos años, dado el crecimiento de las redes sociales y la capacidad de crear cuentas falsas para asumir la identidad de una marca. Si bien, es posible que la intención no siempre sea perjudicial, es un hecho que sí obstaculiza la imagen de tu marca.

Las víctimas del brandjacking podrían terminar sufriendo pérdidas financieras importantes, así como una mala reputación y baja credibilidad entre sus usuarios y clientes. Sin embargo, al implementar simples verificaciones preventivas podrás evitar que tu sitio web o tus redes sociales sufran de brandjacking.

Aquí hay algunos consejos que podrían ayudarte:

  1. Hacer uso de herramientas de escucha social

Evitar que ocurra una crisis es la mejor manera de mantenerte protegido. El uso de las herramientas de escucha social adecuadas te permitirá realizar un seguimiento de las conversaciones en tiempo real para que puedas controlar lo que se habla sobre tu marca y te permita interactuar con tus clientes.

Además, estas herramientas comparten alertas que inmediatamente te advierten de cualquier actividad sospechosa. En la mayoría de los casos, el brandjacking afecta a las grandes empresas, sin embargo, eso no es una excusa para que el propietario de una pequeña empresa tome lo que ocurre en línea a la ligera. Es importante tener acceso constante a las menciones (tanto positivas como negativas) en tiempo real, pues te permitirá intervenir en el momento adecuado y actuar antes de que las cosas empeoren.

  1. Invertir en la seguridad de su marca

Tener varias cuentas de redes sociales no debe significar que mantengas la misma contraseña para todas ellas. De hecho, esta práctica puede hacerlas vulnerables y representar un gran peligro para la seguridad de tus cuentas, ya que si los piratas informáticos encuentran una de tus contraseñas, todas tus otras cuentas también se verán comprometidas. Usa un administrador de contraseñas para que no olvides ninguna de ellas. Este es un gran consejo, no solo para tus cuentas comerciales sino también para las personales.

El Brandjacking también puede afectar tu sitio web y, por lo tanto, la seguridad de tu dominio; por esta razón, es importante asegurarte de tener habilitada la autenticación de contraseña de 2 factores en la cuenta principal asociada con el dominio de tu sitio web. Permite el acceso a la administración de contenido de tu sitio web y la administración de correo electrónico sólo a fuentes confiables.

Por otro lado, es importante que seas el único con acceso del panel de administración de dominios, incluso si has contratado a un tercero para que registre el nombre de dominio a tu nombre. Si el sitio web de tu negocio requiere que los clientes compartan tu información personal y los datos de una tarjeta de crédito, entonces sería mejor que inviertas en un Certificado SSL (capa de conexión segura) que protegerá toda la información confidencial y lo presentará como seguro.

  1. Obtener nombres de dominio relacionados con tu marca

Tener un nombre de dominio fuerte que sea simple y bien protegido también puede ayudar a prevenir a tu negocio del brandjacking. Considera registrar también tu nombre de dominio con las nuevas extensiones de dominio y redirigirlas. Por ejemplo, www.promod.store redirige a www.promod.com y www.amazon.tech redirige a www.amazon.com. Otra gran estrategia es verificar las palabras clave en tu nombre de dominio. Si su sitio web es www.[hashtagonline].com, registra www.[hashtag].online como una forma de protección de marca.

  1. Disponer de un plan de gestión de crisis

El viejo mantra es útil aquí: “Espera lo mejor pero prepárate para lo peor”. Tener un plan de manejo de crisis implementado te permite reaccionar de manera rápida y efectiva, lo que ayudará a minimizar el daño en caso de una emergencia.

Como parte de un plan de gestión de crisis, asegúrate de capacitar a tu personal de atención al clientes y a los gerentes de área sobre cómo interactuar con los clientes en momentos críticos. Con una estrategia de comunicación de crisis implementada, todo tu equipo será capáz de trabajar en conjunto para minimizar el impacto de la crisis de inmediato. Publicar un post en tu blog que explique todo a detalle puede ser útil y te dará espacio suficiente para narrar tu lado de la historia.

La marca personal del emprendedor es útil en tales situaciones, porque si ya tienen una influencia en las redes sociales, puede utilizarse en beneficio de la marca en caso de brandjacking o cualquier otra crisis de relaciones públicas. Para cualquier orden abierta de tus clientes, asegúrate de enviarles un correo electrónico que explique a detalle la situación y cómo es que el ataque afectará a sus órdenes.

Ahora ya lo sabes. Esperamos comprendas un poco mejor sobre lo que es el brandjacking y cuáles son algunos de los pasos simples y efectivos que puedes tomar para mantener a tu marca y a tí seguros y protegidos.

No olvides que en NEUBOX contamos con diferentes Certificados SSL que pueden ayudarte a reforzar la seguridad de tu Sitio web y la tranquilidad que le das a las personas que lo visitan.

 

COMPARTE

 

Artículo elaborado por RADIX